Logra una sinergia productiva para prosperar en tu empresa familiar

Crear y mantener empresas exitosas es complejo. Formar y mantener la armonía y unidad en una familia es complejo. Te ayudaremos con el desafío de gestionar la complejidad en tu empresa familiar.

¿Querés fortalecer el equilibrio para crecer en tu empresa familiar?

Las empresas familiares y las familias empresarias tienen grandes desafíos que abordar. En cada ámbito se ponen en juego diferentes valores, motivaciones, anhelos, formas de hacer las cosas, etc.

¿Qué hacer cuando las decisiones a tomar a favor de la empresa parecen ir contra los intereses de la familia?

 

El último de los desafíos es cómo hacer para que los integrantes de la familia encuentren en la empresa un lugar de realización, de bienestar emocional y económico y hasta se enamoren de la empresa, mientras la empresa crece y se vuelve cada vez más rentable.

 

Los ayudamos a entender y gestionar el sistema empresa y el sistema familia que conviven en tiempo y espacio para que en vez de competir entre sí, se potencien y generen mayor bienestar y mejores resultados.

¿Algunas de estas preguntas te identifican?

Estos son algunos de los comentarios que escuchamos cuando entrevistamos a las familias empresarias.

“Nunca es un buen momento para plantearle mi proyecto a mi padre. En la empresa es un caos y no me da bolilla y en casa “no quiere hablar de trabajo”, aunque él no para de hablar de lo desastroso que es el Gerente de ventas en la cena”

“Nunca voy a poder hacer las cosas como mi madre pretende que las haga, o sea, como las hace ella”

“Me molesta tanto que mi hijo se vaya antes que el resto del personal, pero si se lo digo es para que se arme una discusión y no quiero discutir”

“Mi yerno quiere trabajar en la empresa. No veo que tenga un lugar acá pero es importante para mi hija”

“Todos quieren sacar plata, se piensan que es un banco. Si no reinvertimos no podemos crecer.”

“Mi Viejo dice que ya no quiere trabajar más pero no larga. Tengo 38 años, ¿hasta cuándo voy a esperar?”

El cremiento de una empresa familiar está ligado a su capacidad de relacionarse positivamente. 

¿Qué vas a conseguir con nuestro servicio?

Transforma las relaciones para vos y tu negocio

Nuestras intervenciones en empresas familiares buscan proporcionar para tu empresa crecimiento, rentabilidad y continuidad.

 

Trabajando con nosotros van a lograr:

Tener mejores conversaciones

Mejorar las relaciones en la familia y en la empresa

Alinear valores y objetivos de los integrantes de la familia y de la empresa

Mejorar el clima en la empresa y en la familia

Planificar el futuro, antes que la empresa y la familia se vuelvan más complejas.

Fomentar en toda la familia el amor por la empresa

Potenciar la eficiencia y rentabilidad de la empresa, apalancándose en la familia.

Por qué deberías trabajar con nosotros.

Hace crecer la empresa familiar cuidando a la familia

Soy la segunda generación en una empresa familiar de servicios y he vivido personalmente muchos de los desafíos y circunstancias por las que pasan nuestros clientes.

Sé que no es lo mismo que tu jefe sea tu papá o tu mamá a que sea cualquier otra persona. No es lo mismo que quien te pide un aumento sea un sobrino. No es lo mismo que quien no está siendo eficiente en el manejo de un puesto sea tu hermano.  No es lo mismo si piensas que tu futuro está afuera de la empresa, si esta es la empresa de tu familia.

 

Entender que no es lo mismo, y estar convencida de que es posible que la empresa familiar sea una de las mejores cosas que le pasó a la familia me hace continuamente enfocarme en ayudar a las empresas familiares a estar mejor.

 

La empresa es exitosa si se mantiene rentable en el tiempo, la familia es exitosa si sus miembros son felices. Mi misión es ayudar para que empresas y familias sean exitosas.

¿Cómo trabajaremos?

¿Querés tener una vista general del trabajo?

Realizamos una entrevista de diagnóstico preliminar. En función a los objetivos perseguidos y al tipo de empresa y familia, podemos recomendar los pasos a seguir para mejorar los sistemas empresa y familia. Estas son áreas que podemos abordar en este ámbito:

Área de la Comunicación:

Comunicarnos bien es un arte, y no suelen enseñarnos esto.

 

Comunicarnos no es solo decir y oír. Para que se produzca una buena comunicación hay que poner mucha intensión en el momento y fundamentalmente, limpiar todos los ruidos y conversaciones internas (“seguro que ahora me dice algo de mi ropa”; “Otra vez va a venir con eso de cambiar el sistema”) con los que llegamos a las conversaciones que interfieren con lo que está pasando.

 

Estas conversaciones se facilitan con la ayuda de un coach/consultor. Se van disipando las interferencias y las familias empresarias aprenden a comunicarse de forma efectiva. Esto mejora el ambiente en casa y en la empresa y aprovecha al máximo las capacidades de cada uno para en beneficio de la organización.

Área de Institucionalización de la empresa familiar.

Cada tipo de conversación necesita un contexto apropiado.

 

Un problema muy común en las empresas de familia es que se mezcla todo. Hablamos de la empresa en la mesa del asado del domingo y traemos un desacuerdo familiar a la reunión de ventas de la semana. Eso genera confusión y malestar en la toda la empresa y en toda la familia.

 

En estos casos necesitamos crear contextos donde tener cada una de las conversaciones, y legitimarlos, es decir, darles valor. Esto es fundamental para el bienestar y el éxito de la empresa familiar. Para eso los ayudamos a crear y a respetar los diferentes “ámbitos” desde los que se maneja la empresa.

Área de profesionalización de PYMES familiares.

En el plan de profesionalización de una PYME también se trabaja la dimensión familiar.

 

Una empresa familiar, además de los desafíos de toda empresa se le suman otros como poder diferenciar roles y personas. Aquí distinguimos los roles de propietario, roles que tiene que ver con la gestión y roles familiares, que pueden o no ser ocupados por las mismas personas.

 

Abordamos, además de los temas necesarios para profesionalizar las empresas, temas propios de las empresas de familia como: convivencia de generaciones empresarias y traspaso de la gestión, cuestiones de liderazgo y distinción de los diferentes roles.

Protocolo de la empresa familiar.

Las normas de la empresa familiar existen siempre y pueden ser implícitas o explicitas.

 

El protocolo es lo que “marca la cancha” para la empresa y para la familia empresaria. Lo valioso de este proceso es la discusión y producción del protocolo. Muchas conversaciones son difíciles de tener y se corre el riesgo de poner como reglas solo lo socialmente aceptado y de esta forma se vuelve algo inútil.

 

Con nuestra ayuda, podrán mantener estas conversaciones difíciles y arribar a acuerdos que bajen los niveles de conflictividad, se alineen los objetivos y ganen en entusiasmo y motivación no solo los que hoy están en la empresa, sino los que vienen también.

 

Algunos aspectos que se trabajan en el protocolo:

 

– Cómo se toman las decisiones en el gobierno de la empresa y en la gestión.
– Quién tiene derecho a participar y cómo se transmiten estas participaciones.
– Quién puede obtener rentas de la empresa. Dividendos, salarios, préstamos.
– Quién tiene la posibilidad de ocupar qué puestos de trabajo y de gobierno.
– Cómo se plantea la continuidad de las personas claves en el gobierno y en la gestión.
– Cómo se actualizará y modificará el Protocolo.

¿Querés fortalecer tu empresa familiar?

Es momento de dar el paso en la dirección correcta. Te proponemos coordinar una reunión y conversar sobre lo que quieres lograr.